T. 629 80 18 96 consulta@rakelsancho.com

Estos días parece que sólo las utilizamos para esto:……

Pero en realidad es el segundo alimento de mi lista de imprescindibles….: La CALABAZA

Al parecer, la planta calabacera, pariente botánica del melón, el calabacín, la sandía y el pepino, tuvo su origen en la zona entre Guatemala y México, donde hace unos diez mil años se consumían variedades silvestres que tenían poca pulpa y sabor amargo.

Pero los agricultores americanos fueron seleccionando las semillas hasta conseguir un alimento dulce y aromático. Se convirtió en un patrimonio tan esencial para los nativos que algunas tribus norteamericanas enterraban a sus muertos con calabazas, acaso como reserva de alimento y protección para el más allá.

La calabaza es una de mis hortalizas preferidas por su versatilidad y agradable sabor y justo en ésta temporada encuentra su mejor época de consumo.

Es un rica en agua y de baja densidad calórica. Aporta principalmente hidratos complejos, acompañados de fibra, (entre la que podemos encontrar pectinas y lignanos tienen valiosas propiedades para el organismo dada su capacidad de retener agua así como también, glucosa), variedad y gran riqueza de micronutrientes:

*vitaminas, especialmente de betacaroteno o provitamina A y de las otras dos vitaminas antioxidantes, la C y la E, varias vitaminas del grupo B, (B2 y B6 y ácido fólico).

*minerales destacan el potasio, el fósforo, el magnesio, el hierro y el cinc. Aparte de poco calórica, es uno de los alimentos más medicinales de nuestra huerta.

Versátil para preparar infinidad de platos dando color y sabor característico con buenos nutrientes, bajo en calorías y gran aporte energético lleno de fibra para saciarnos, es ideal cuando buscamos adelgazar.

Al ser un producto lleno de carotenos, es ideal para el cuidado de la piel, la visión, los huesos y dientes, el sistema nervioso o el aparato digestivo, así como preventivo de enfermedades cardiovasculares o anticancerígeno muy recomendable para consumir en todas las etapas de la vida.

Consumida habitualmente puede resultar beneficioso en muchos otros trastornos de salud:

Aparato urinario:cistitis, prevención de cálculos renales, retención de líquidos, insuficiencia renal.
Sistema cardiovascular: hipertensión arterial, prevención de la angina de pecho, mantenimiento de nivel adecuado de colesterol y anemia.
Sistema inmunitario:infecciones crónicas, gripe, prevención de enfermedades degenerativas.
Aparato digestivo:gastritis, úlcera gastroduodenal, estreñimiento, parásitos intestinales.
Sistema nervioso:ansiedad, estrés, depresión, insomnio.
Enfermedades metabólicas:obesidad y exceso de ácido úrico.
Aparato respiratorio:faringitis, laringitis, bronquitis, asma.
Salud ocular: fotofobia, ceguera nocturna, cataratas.
Salud masculina: hipertrofia benigna de próstata, prevención del cáncer de próstata, infertilidad (oligoespermia).
Prevención del cáncer:sobre todo de colon, vejiga, próstata, pulmón y útero.

Así que…..tan fácil prevenir???, te animo a salir, adquirir unas calabazas y consumirlas al horno, en cremas, rellenas o crudas en ensaladas. Imaginación al poder.

A qué esperas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies