T. 629 80 18 96 consulta@rakelsancho.com

Este martes 12 de noviembre se celebró el Día Mundial contra la Obesidad, un día que busca concienciar a las personas sobre el terrible daño que conlleva dicha patología para el organismo. Se considera la enfermedad no transmisible que conlleva otras patologías adheridas, diabetes, hipertensión arterial, colesterol, triglicéridos altos, hipotiroidismo,apneas de sueño, cáncer, depresión o ansiedad entre otras.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS),la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial. Es más, se estima que desde 1975 esta enfermedad se ha triplicado, logrando que en 2016,1900 millones de adultos la padeciesen así como 340 millones de niños y adolescentes.

Se entiende por obesidad a una acumulación anormal de grasa que puede acarrear otras enfermedades que son nocivas para el organismo.

Existen varias maneras de prevenir la obesidad como llevar una dieta alimenticia mucho más sana y no apostar por la conocida comida rápida, controlar la cantidad de porciones y raciones del plato, descansar suficiente o ser activo y feliz.

Además de una buena alimentación, es necesario que las personas tengan una rutina de ejercicio que les permita evitar la acumulación de grasa producto de sedentarismo.

Muchas personas en el mundo comen relativamente sano, pero aún se ven atacadas por una acumulación de grasa, sobre todo en la parte baja de abdomen.

Esto se debe principalmente a largas jornadas de trabajo sentados en un escritorio frente al ordenador. La falta de ejercicio también puede acarrear un poco de sobrepeso.

En España hay más de un 30% de niños entre 7 y 13 años con sobrepeso

Los expertos urgen a tomar medidas frente a esta enfermedad si tenemos en cuenta que el 25% de la población en España es obesa o tiene sobrepeso, y que el ritmo de crecimiento de la patología, responsable de más de 100.000 muertes al año, es ya muy parecido al de Estados Unidos.

En este sentido ya que ha puesto en marcha un plan saludable basado en menús escolares equilibrados, educación alimentaria para padres e hijos, más horas de educación física en los colegios y oferta deportiva pública para combatir el sedentarismo.

Hay múltiples factores que pueden influir en esta tendencia creciente:

  • el abandono de la dieta equilibrada y sana como puede ser la mediterránea,
  • la introducción de comida rápida, azucarada y procesada
  • además del sedentarismo.

Para tener sensación de saciedad, deben pasar al menos 20 minutos desde que se empieza a comer. Por lo tanto, comer frente a la pantalla, en menos de este tiempo y comida ultraprocesada, encontramos el cocktail perfecto para iniciarse en la patología.

Nos encontramos ante una epidemia de ricos

” fabricar grasa parda pasando frío, comer saludablemente comida real, practicar actividad física siendo personas activas y descansando suficientemente, evitaremos ciertas patologías. No dejemos que los de nuestro alrededor enfermen. Saldremos ganando todos aligerando los costes sanitarios. Necesitamos ser activos hasta el último día” – Rakel

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies